Una revuelta popular destronaba a Manuel II como rey de Portugal

  

Tras ocho años de existencia, una revuelta popular encabezada por el almirante Cándido dos Reis y otras personalidades, junto a importantes unidades del ejercito y varias tripulaciones de la Armada, acababa, en la madrugada del día 4 de octubre de 1910, con la monarquía portuguesa.
El rey Manuel II, tras refugiarse junto a su familia ese mismo día en el Palacio de Mafra (norte de Lisboa), abandonaba al día siguiente el país rumbo a Gibraltar desde donde con posterioridad se dirigía hacía Londres, lugar donde permanecería hasta su muerte en 1932.
Ese mismo 5 de octubre de 1910, era proclamada la República. El escritor Teófilo Braga era su primer presidente.

Notícia publicada el 04 d’Octubre de 2010